¿Te gustaría conseguir un rostro más luminoso y con un aspecto más terso e hidratado? La mesoterapia facial es uno de los tratamientos más efectivos para prevenir el envejecimiento facial y mejorar las líneas de expresión y flacidez en el rostro.

Una de sus mayores ventajas es que se trata de un tratamiento personalizado, adaptado según cada tipo de piel.

¿Cómo funciona la mesoterapia facial?

El tratamiento consiste en la aplicación de microinyecciones superficiales de ácido hialurónico y vitaminas (A, B, B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9, B10 y B12) que aportan una gran hidratación a la piel del rostro.

Antes de iniciar el tratamiento, se administra una crema anestésica en la cara con el fin de evitar molestias durante la aplicación.

Las sesiones se realizan en la consulta del Dr. Bachs sin necesidad de hospitalización pudiendo reincorporarte de inmediato a tu vida diaria. La duración de cada sesión es de 15 a 45 minutos, aunque el número mínimo de sesiones puede variar en función de cada persona. Lo mínimo recomendable, son 4 sesiones para apreciar los primeros resultados.

Además del rostro, también puede aplicarse en otras zonas como cuello, escote y, en algunos casos, en las manos.

Beneficios de la mesoterapia facial

Los resultados del tratamiento suelen durar unos 6 meses aunque, como en todos los tratamientos, nuestra recomendación es mantener un estilo de vida saludable durante todo el año para estar en buenas condiciones y prolongar sus efectos.

Para comenzar tu tratamiento de mesoterapia facial solo tienes que pedir cita o contactar con nosotros para cualquier duda o consulta.

Foto de nensuria – www.freepik.es